Laberinto Pikler

Los ‘laberintos Pikler’ están basados en la propuesta de Emmi Pikler, quien promovía el desarrollo libre de la motricidad, el juego y la actividad autónoma como camino para crecer armoniosamente. Los niños pueden interactuar con estas estructuras desde sus primeros desplazamientos a través del arrastre. La combinación de caras opacas y traslúcidas ayudan a definir la percepción del adentro y el afuera, permitiendo explorar libremente los espacios cerrados y abiertos. Los barrotes ayudan a los niños a incorporar la postura bípeda, así como las aberturas horizontales en los túneles. Son realizados en madera de eucaliptus y multiplaca, lo cual garantiza resistencia y estabilidad. El túnel que se puede combinar con cuatro tipos diferentes de cubos para formar pequeños laberintos.